lunes, 1 de agosto de 2005

Lo que voy a poner hoy me parece que da para mucho. En realidad es todo parte de lo mismo, me gustaría dividirlo en partes, vamos a ver qué sale.

Vos que le echas la culpa
a bolivianos y peruanos,
a los que cortan rutas
o están sus tierras reclamando,
no seas tan tarado,
el que te jode está a tu lado

Los diarios le dan tapa
y la tele un buen horario,
se sienta a cualquier mesa
a negociar la sangre nueva
León Gieco, Bandidos Rurales,
"El ídolo de los quemados"

Todo merece un análisis aparte y todo es tan parte de lo mismo que no sé bien por donde arrancar...

La historia es: Agustín, 3 años, vive en una villa, su padre junta cartones, tiene 8 hermanos, come de vez en cuando, sólo cuando alcanzan los alimentos en el comedor comunitario.
A los 7 sale a pedir dinero por los trenes, ahí conoce la calle, convive con bolsitas de pegamento que lo hacen sentir fuera de ese mundo de mierda.
Obviamente no sabe lo que es la escuela, apenas aprendió a leer con lo que le transmitió su hermano, que hace 2 años está en la carcel.
No tiene muchos ejemplos, el mundo se encargó de quitárselos y de sacarte todas las posibilidades de vivir su vida.
Hasta los 13 salía todas las tardes a recorrer la ciudad con su gente en busca de cartones que luego vendía para poder comer.
En su casa cobran 150 pesos de un plan trabajar que consiguió la hermana, que apenas alcanza para comprarle la leche y los alimentos mínimos a sus sos hijitos).
A los 15 se enamora de una chica. En la televisión le enseñaron que si no tiene las zapatillas Nike v85 no puede ganar nada, no puede tener mujer, no puede sentirse un triunfador. Si no escucha mp3 en el nuevo diskman de Sony, no puede tener onda, no puede ser divertido. No puede tenerla a ella. Imposible llegar a nada con los 5 pesos que gana por día. Sale a buscar laburo, pero como no tiene estudios, ni ropa presentable, no lo aceptan en ningún lado.
Un día sale a robar, a ganar algo que le permita "pertenecer" un poco más a este lugar. Sale con el Pana, un amigo que ya tiene un tiempo en las calles. Algo sale mal y al Pana lo matan.

Cómo termina la historia? cómo terminan estas miles de historias diarias? dónde es que se puede arreglar esto?
Qué mundo viven los Haddads, los Gonzalez Oro?
Quién es el responsable de todas estas historias cotidianas?

Por qué no nos dejamos de putear un poco contra la gente que reclama una vida que nunca se les permitió?

Tan mierda somos? con qué shampoo nos lavaron la cabeza?

No hay comentarios.: