martes, 27 de septiembre de 2005

Y al final...

El sol habló, la luna habló, el mar habló, las estrellas hablaron, las montañas hablaron, los árboles hablaron, la lluvia habló.... todos con un mismo objetivo, todos diciendo lo mismo. A pesar de sus diferencias, todos se pusieron de acuerdo en decir lo mismo.
No pudimos contestar, no había más que decir.... callamos y nunca más volvimos a emitir ninguna palabra...

No hay comentarios.: