martes, 11 de octubre de 2005

Mis primeras fantasías

Estos japoneses la tienen re muerta. Ya te meten perversiones de pendejo... cómo no querés que salgan después tipos con la cabeza totalmente quebrada como Takashi Miike y sus tremendas "Oodishon" ("La Audición") y "Dead or Alive" ("Vivo o Muerto"), películas y directores totalmente bizarros.
A los 8 años (1985 masomenos) me metieron un dibujito animado que se llamaba "Las aventuras de Gigi". La historia en cuestión era:
Una nena petisa, gordita, supuestamente simpática y rompebolas que tenía un collar mágico y un par de amigos mascotas realmente pelotudos.

El dibujo consistía en que la pendeja tenía que solucionarle problemas a la gente, onda Simuladores. Por ejemplo, a un tipo lo van a echar del Hospital donde trabaja, ella cazaba el collar, y luego de decir al mejor estilo "She-ra" o "He-Man" sus palabras "Diamante mágico, dame poder, una enfermera quiero ser!!!", se convertía (y en plena conversión Euro-Dollar quedaba en bolas) en una perra hermosa vestida con su trajesito cortito, que luego de hacerle un pete al director del hospital, lograba que el damnificado en cuestión recuperara sus fuentes de ingreso.

Así como "Manimal" siempre se convertía en lo mismo (un águila o una pantera), Gigi siempre se convertía en "enfermerita", "mucamita", "secretaria", "colegiala" y todas las demás caracterizaciones habitualmente encontradas en el Rubro 59, del Gran Diario Argentino.

Ni me imagino la cabeza de los pendejos ahora viendo "Sailor Moon" y cosas similares...
Pero bueh, este es un homenaje a todos los que nos generan nuestras primeras perversiones

No hay comentarios.: