lunes, 26 de diciembre de 2005

La nada es otra cosa...

Pese a todo lo que él había creído durante toda su vida, murió y no había nada. No había paraíso, no había infierno, no había cielo, ni tierra ni penumbras, no había animales, no había vida, no había muerte. Todo lo que había era nada. Miró hacia todos lados y hacia ninguno al mismo tiempo y ya, resignado ante la inmensidad de vacío sin horizonte, se arremangó las mangas de la camisa y se dijo:

-Bueh, alguien tenía que empezar...

jueves, 22 de diciembre de 2005

Japi Crismas

Hace unas semanas entraron al local bien anochecido dos pendejitos de familias pudientes, vestidos de vampiro el nene y bruja la nena. Entraron solicitando caramelos y golosinas con la excusa de que ellos festejaban Noche de Brujas. De paso quisieron cantar su cancioncita de Noche de Brujas.

Dios... Globalización, niu dominación (cantarían los Piojos). Qué culpa tengo yo de que los padres los manden a escuelas yankis y les metan en la cabeza cuál es en realidad nuestra madre patria?

No los atendí yo (zafaron), los atendió Facu, que igualmente pero de una forma un poco más diplomática los mandó a lavarse el orto con mantequilla de maní.

Ahora llegan otras fiestas, en unos días es Navidad, así que por ahora me despido y me voy contento con un emblema más argentino, bien católico y cristiano como es Papá Noel, el verdadero símbolo de la Navidad... claro, qué se creen? que van a yanquilizar? (ja! a mí me vienen con Noche de Brujas...)

miércoles, 14 de diciembre de 2005

Llegaré a la perfección cuando pinte como un niño de 3 años

"A unos les gusta el alpinismo. A otros les entretiene el dominó. A mí me encanta la transmigración."

Así comienza uno de los cuentos de Girondo, en Espantapájaros. La gran mayoría de las personas tenemos una debilidad, algo que nos gana, algo que hace que la tentación nos venza permanentemente. Cuando camino por una vereda que tenga un tapialcito/escalón recorriéndola, no puedo evitar subirme como si fuera un nene y recorrerlo caminando. El Colorado Nachman bajaba las escaleras del Hotel Provincial por la baranda con la misma cara de felicidad que un chico de 6 años. A Naty, una fuerza superpoderosa la obliga a quedarse horas y horas fascinada dentro de una librería, mirando carpetas, ganchitos, fibras de colores y crayones. Y Palito creó el Ligasa.

Cuenta la leyenda que comenzó jugando en el patio de su casa a fines de la década del 80, armando partidos de fútbol con bolitas. Creó equipos cuyos nombres eran las calcomanías que tenía pegadas en el vidrio de su habitación. Le inventó nombres a los jugadores. Relataba los partidos cual Mauro Viale. A los pocos años llegó la computadora, y con ella los jueguitos de fútbol. Digitalizó su invento. Creó el "Ligasa" (no La Ligasa, sino El Ligasa, porque el Ligasa es además de un torneo, un sistema completo en sí mismo), armando tablas de clasificación de cada torneo, puntos, partidos. Creó su propia liga de fútbol con todas las características que necesita: transferencia de jugadores, televisación, relatos, descensos, ascensos, estadísticas, etc...

A medida que mejoraban los juegos de computadora, fue transportando todo el sistema y actualizándolo. Le inventó nombres a cada jugador de cada equipo. Miraba los partidos que jugaba la computadora sola, cuando no le tocaba jugar a su propio equipo (Cárpenters, con su arquero Marcelo Dos Santos). Llegó a publicar un semanario con resumen de cada partido, con fotos y estadísticas. Yo tuve el honor de jugar un campeonato del Ligasa por el año 93, mi equipo era Caravera de Avellaneda (obviamente se me entregó ese equipo porque soy de Independiente) y si mal no recuerdo salí 2do o 3ro en la temporada.

Actualmente lleva 15 años sin descanso jugando al Ligasa. Tiene varios bibloratos completos con estadísticas de cada jugador (muchos de los cuales han tenido incluso su partido homenaje de despedida). Es su hobby, nadie deja de pensar que Palito está loco. Nadie deja de pensar que el Colo Nachman está loco. Nadie deja de pensar que Girondo está loco. Nadie deja de pensar que yo estoy loco.

Este es un homenaje a aquellos que siguen jugando y sintiéndose chicos. Aquellos que agarran una ramita y saben que es una pistola. Aquellos que se les ilumina la sonrisa ante un hobby como si tuvieran 9 años.

sábado, 10 de diciembre de 2005

Dolina y la belleza (qué contradicción, no?)

El post anterior me hizo acordar a un programa que escuché de Dolina hace como 15 años. Lo más probable es que otra gente lo haya escuchado también, quizás antes que yo o incluso después, dado que Dolina repite el mismo programa con las mismas palabras cada año, diciendo los mismos chistes y hablando siempre de lo mismo, pero esto no viene al caso.

Entre los delirios de su sección humorística, gestó un sistema de calificación para personas. La charla comenzó con un debate acerca de la belleza. Se habló que las personas, mediante actitudes, gestos formas de expresarse y demases, pueden modificar metafísicamente su rostro durante la primera parte de su vida (obviamente dicha modificación tiene su límite). La primera afirmación a la que se llegó fue: "A partir de los 21 años, cada uno es responsable de la cara que tiene". Me gustó esa teoría.

Igual el motivo del post pasa por otro lado. Como siempre la charla fue derivando en belleza entre mujeres y hombres y se terminó creando el siguiente sistema:

El Estado, a través de una Subcomisión Insobornable, calificaría anualmente a las personas con puntuaciones del 1 al 10, evaluando estética, trabajo y mantenimiento atlético, capacidad y desarrollo intelectual, actitud, proezas llevadas a cabo en los últimos 12 meses, etc.

La clave de este sistema era que ninguna persona podía vincularse sentimentalmente con otra que tuviera más de dos puntos de diferencia.

Ejemplo: Juan, por su capacidad intelectual baja, físico bien trabajado, pocas cosas importantes realizadas en el último año, es califiado con un 4. Juan está perdidamente enamorado de María, una mujer medianamente bella, con una inteligencia superlativa y un manejo de actitud intachable. María es calificada con 8. A Juan se le prohibe vincularse con María por poseer una diferencia de puntuación mayor a 2. Durante ese año, Juan sabe que tiene que esforzarse en sus aspectos negativos para poder subir su puntuación y poder acceder a la posibilidad de que María esté al alcance de su mano. Un año más tarde, Juan llega a conseguir a través de mejoras espirituales, estudios y logros sociales, un 6. El problema es que María comienza a darle un poco más de importancia a lado estético y a través de combinaciones de ropas, cambios de looks y manejo de miradas, supera su puntuación anterior y se le otorga un 9.

Esto hace que Juan se proponga un objetivo mayor para el siguiente año y continúe mejorando.

Obviamente, la finalidad de este sistema es la superación mediante objetivos, logrando así la perfección humana.

martes, 6 de diciembre de 2005

...y el huevito se puso a llorar

Si me preguntaran qué quiero ser cuando sea grande (no lo harán, ya lo soy, inmaduro pero lo soy) debería resonder: "menos pelotudo".

Ya es tarde, y no porque me perdí la posibilidad de responderlo, sino porque perdí años de estudio para serlo. Tendría que haber una Pre-Carrera obligatoria que enseñe a ser menos pelotudo, para los que no están tan interesados en estudiar algo específico o no están capacitados para desenvolverse socialmente. Una vez egresados, los alumnos tendrían suficiente capacidad para elegir responsablemente una carrera a seguir.

El estado entregaría un certificado de aprobación en el que indicarían nuestra capacidad de continuar adelante. Entonces la persona que se encarga de tomar entrevistas de trabajo, al solicitar el certificado puede pensar libremente: A este no lo tomo, es un pelotudo certificado.

El problema del sistema actual es que muchas personas realizan carreras sin saber por qué, y sin un aprendizaje humano que le permita hacer un buen uso de lo aprendido. Uno se cruza todo el tiempo con ingenieros, arquitectos, abogados, maestros y demás profesionales que no deberían tener ese título, y no porque no lo merezcan después de 5, 6 ó 10 años de estudio, sino porque son unos reverendos pelotudos. Para peor, muchos son pelotudos con padres con guita, por lo que encima ocupan puestos de importancia.

Uno debería disfrutar la secundaria como todo adolescente, estudiando según el caso y pelotudeando sin demasiadas presiones. Una vez terminado ese ciclo, debería haber un curso de nivelación humana, en el cual se evaluaría el grado de potencia de pelotudismo. A partir de ahí se designaría quiénes tienen obligación de realizar la Pre-Carrera de Pelotudos y quién pasaría directamente (si quiere o puede) a la facultad.

Esta Pre-Carrera constaría de materias como: Dicción, Desenvolvimiento Social, Buenos Modales, Manejo de Charlas, Técnicas de Seducción, Técnicas de Espontaneidad, Original I, Original II, Análisis y Opinión, Manejo de Gestos I, Apertura de Cabeza, etc...

Es muy probable que en mi caso hubiera repetido varios años y los hubiera perdido, pero no importa, siendo menos pelotudo uno puede lograr cosas en menos tiempo de lo que tarda en lograrlas como pelotudo.

En fin, podríamos ahondar en el tema imaginando Facultades para Hijos de Puta y otras yerbas, pero ya sería más complicada la evaluación.

Hace ya 11 años terminé mis estudios secundarios, ayer me inscribí en la carrera de Analista en Sistemas de Computación. Tuvieron que pasar 11 años para que me decidiera a estudiar algo. No estoy diciendo que ahora ya no sea pelotudo, pero indudablemente (si Naty, anotá) lo soy un poquito menos que antes.

viernes, 2 de diciembre de 2005

XBox 360

A través de Denken Über pude ver la publicidad de la nueva XBox 360, que es la competencia directa de la Playstation 3. La verdad es que nunca fui adicto a las consolas, de echo creo que sólo las he usado un par de veces y siempre en la casa de Palito. En realidad este post no tiene nada de interesante en lo que pueda acotar con respecto al producto, simplemente me gustó mucho la publicidad, así que se las dejo.

Como dos valiosos agregados, se puede informar primero que la publicidad no saldrá al aire dado que los directivos de Microsoft determinaron que era demasiado violenta, y segundo que está filmada integramente en la terminal de trenes de Retiro.

Nada más gente, mírenla:



jueves, 1 de diciembre de 2005

En serio

Tengo un problema (si... otro más). Cuando sé que tengo que estar serio, ya sea porque estoy explicando algo que no es gracioso, o escuchando algún sermón, o incluso discutiendo o peleándome con alguien, o hasta cantando el himno, internamente pienso "no me tengo que reir, la situación no es graciosa". Automágicamente brota de mi boca una mueca de sonrisa que no puedo evitar, hago un esfuerzo descomunal por no reirme, me muerdo la lengua, frunzo los labios, pero todo es inútil: me río sin ninguna razón. Esto me ha conducido a mil quilombos, tengo que explicar por qué me río si es que me estoy peleando, o hace que la gente piense que la estoy gastando, o cuando cuento algo no me creen. Para peor siempre me exigen la explicación correspondiente de mi risa, y no hay otra que: "me río porque estoy tratando de concentrarme para no reirme".
Hay sólo un par de personas que conocen ese problema (mi hermano y mi novia), con el resto de la gente es una situación muy vergonzosa.