lunes, 23 de enero de 2006

Primero lo primero...

La vida de la mayoría de los hombres no está sostenida ni determinada por el dinero, ni la moral, ni el amor, ni los sueños, sino por los miedos... sólo una vez vencidos cada uno puede vivir su vida.

No hay comentarios.: