lunes, 17 de abril de 2006

Hay ayeres y mañanas... pero no hoyes

Un jueves vi tus ojos.
Pensé que podía volver a ser martes y los seguí, en cambio fue viernes, y luego sábado, muchos sábados, y después muchos martes...
...y también jueves

No hay comentarios.: