lunes, 26 de enero de 2009

Libros

Tengo en mi poder sólo un tercio de los libros que leí en mi vida...
Mi problema es que tengo dos malas costumbres:
  1. Aún sabiendo que los libros que se prestan rara vez se devuelven, los presto.
  2. Aún sabiendo que los libros que se prestan rara vez se devuelven, los devuelvo.
Así, mi modesta biblioteca crece a pasos de hormiga...

No hay comentarios.: