Entradas

Mostrando las entradas de 2018

Al costado de la vía

Imagen
Hoy es 31 de diciembre de 2018. Estoy bien. Creo que hice algo bien. Ayer a la noche iba caminando al satrán a buscar un poco de faso para no quedarme rengo el fin de año. Y viste cómo soy yo, no voy por la vereda como todo el mundo. Me fui por la vía. Me gusta sentir el viento de los trenes y ese olor a fierro cuando me pasan cerca.
Y ahí la vi a ella, sentada al borde del terraplén. Me pareció que lloraba y me acerqué. Había gente dando vueltas por allí, pero ninguno quiere problemas ajenos. Ya bastante tienen con los propios. Ella lloraba angustiada al lado de la vía, pero nadie paraba.
A mí me gusta charlar, así que me acerqué y le pregunté:
-Estás bien? te puedo ayudar con algo?
-Sí, podés ayudarme a morir. Así me vas a ayudar.
-No encontraste la persona que te invite a disfrutar de esta vida. Esta vida es genial. Todo puede pasar!
Ella se quedó mirándome en mi locura. Le dije:
-Vení, dame la mano.
Me dio la mano y caminó unas cuadras conmigo. Me contó que era chaqueña.…

1978-2018 Papá Noel

Imagen
Hace 40 años que sé que Papá Noel no existe. Me enteré cuando tenía menos de dos años.
La navidad siempre se pasó en lo de Memé y ese año comenzó la tradición de esperar a Papá Noel en el living. Un rato antes, con poco más de año y medio, deambulando solo por la casa, abrí la puerta de la habitación y allí lo ví a mi viejo, disfrazándose. Recuerdo mi reacción de susto al no reconocerlo con el traje a medio poner. Recuerdo claramente la cara de mi viejo sacándose la barba diciendo "Soy yo, papá". Y mis lágrimas que se iban transformando en alegría.
Rato más tarde, él golpeaba la puerta, entraba con su JoJoJo, hacía un pequeño show e iba entregando a cada uno (niños y adultos) los regalos que se encontraban debajo del arbolito.
Nosotros siempre supimos que no era Papá Noel. También sabíamos que los regalos no los traía él. De hecho, Papá Noel cuando entregaba un paquete decía "De Maruca para Carola", por ejemplo, aclarando quién era el que hacía el regalo.
Pese a que sa…

POV

Ella me dijo que yo era su refugio.
Pero yo quería ser su hogar. Un refugio es un lugar que uno habita hasta que pase la tormenta.

Sigo

El dolor de la piel
Desgarrada sin retorno
La vida en color que se va a pasear por quién sabe dónde
Y miramos
Miramos bailar
Miramos llorar
Miramos brillar
Y sólo los labios que capturan
Un soplo
Un aroma de ayer
Y volás por debajo de un mar
Qué no te encuentra conmigo
Pero sí
Y así sigo
Y ahí sigo
Sin perder ni un sonido ni palabra
Hasta que un día vos

Lucía Pérez

Imagen
Voy a intentar volcar mi parecer sobre el caso de Lucía. Creo que se ha hecho una bola enorme basada en las primeras (e irresponsables) palabras de una fiscal (que luego, por suerte fue desplazada) que dio sobradas muestras de no estar a la altura de las circunstancias. La Fiscal inicial de causa (Dra. Sánchez) brindó una conferencia de prensa a medios locales y nacionales donde expuso sin ningún tipo de tapujo que la menor Lucía Pérez había fallecido producto de una agresión sexual inhumana (de la que participaron tres hombres) provocada por un empalamiento anal. La perito inicial de la causa (Dra. Carrizo) desmintió esta información, indicando que ella jamás informó semejante cosa. Todas las pericias realizadas hasta el momento, indicaron la inexistencia del empalamiento y de violencia sexual. No hay rastros en el cuerpo de que haya sufrido algún tipo de violencia. Todas las pruebas apuntan a que sólo una persona estuvo con Lucía. Incluso el Fiscal de la causa declara esto. Pero ya…

De Erguillores y otras yerbas

Imagen
Voy a hacer una pregunta que yo sé que va a traer quilombo. Pero quienes me conocen saben que la hago no para tener una respuesta sino para interpelarnos a todos:
¿Por qué los Erguillor tienen tanto éxito con las mujeres? Yo considero que es un forro, él y muchos que conozco que tienen algunos de esos rasgos. De hecho considero que estoy en la vereda contraria. Sin embargo soy un fracasado con las mujeres. Y veo que muchas terminan con algún Erguillor (o con alguna escencia de los Erguillores). Y no me vengan con el discursito de "seguramente no era la mujer que te convenía" ni otras huevadas. Entonces, por qué yo (o el género masculino en su totalidad tal como vengo leyendo) debo cuestionar a mi Erguillor y tengo que salir a pelearme con todos los que, haciendo gala de ciertos rasgos que se perciben en el video, logran sus conquistas. Y no estoy hablando de misóginos ni nada de eso. Y aunque estuviera hablando de eso, ¿por qué no son las mujeres las que se obligan a enfren…

Deseo de luz

Te perdí tantas veces desde aquella vez
Las líneas de mis venas dibujan
El mapa para encontrarte
Y me encuentro en cada latido
Llegando al punto de partida
Las recorro bajo mi piel
Y ya no hay caminos por descubrir
Donde no te vea en algún quiebre
Estás acá
En cada momento oscuro
Pero estás más
En la enceguecedora luz del sol
Que me quema cada vez que te pierdo
Es que debo dejar de ver
Para encontrarte
Es que solo puedo ver cuando transmuto a ciego

Tiempo

Un año es mucho tiempo. En un año una mariposa se muere trescientos sesenta y cinco veces.
Ya se garchó a todas las empleadas... no tiene un arbol genealógico, tiene un organigrama.

Verdad

Lo que siento es lo más puro que tengo. El resto son mierdas procesadas.

Disparo al corazón

Daría mi vida por enamorarme de vos.
Todo sería más sencillo.

Perspectiva

Ella dijo que soy intenso,
prefiero creer que soy visceral.

Piropos

Imagen
Tengo la sospecha de que esto generará debate. Si es así, cumpliré mi cometido.
Hace una semana fui a una Jornada para la Familia en la escuela de mi hija, donde se abordó el tema de la sexualidad y derechos.
Uno de los cuatro tópicos que se tomaron fue el del Acoso Callejero. Para dar inicio al debate (que no fue tal), se proyectaron tres videos que hablaban sobre el tema del acoso. Era imposible estar en contra de dicha línea discursiva, dado que allí mostraban casos extremos: chicas tocadas en un colectivo, chicas perseguidas o siendo acosadas verbalmente en la calle, etc.
Entre tanta bandera plantada, una de ellas fue la del "A mi cuerpo no le interesa tu opinión".
Entre las opiniones que volcaban los participantes (mayoría mujeres), se condenó a todo tipo de piropo que una persona puede hacerle a otra. Yo hice la siguiente pregunta y el debate fue dado por finalizado: "¿Cuál es el límite? ¿Cómo hace un hombre, o una persona cualquiera para decirle a otra persona qu…

Hologramas

A mis dieciséis años sentí una gran atracción por los hologramas. Recuerdo que compartía esta curiosidad junto con Esteban De la Canal, mi gran amigo de la adolescencia. Hubo para ese tiempo una exposición en Buenos Aires y luego la misma se presentó en el Museo de Bellas Artes de La Plata donde había hologramas de todo tipo. Entre los que todavía mi memoria mantiene había una cabeza, perfecta, detallada, una biblia rusa, un vidrio roto, un dragón que salía de los límites del cuadro, un Michael Jackson que te sonreía, un extracto de la película El Abismo (The Abbys), el gato de Alicia y varios más. Había un detalle que entre sus investigaciones, Esteban me contó (desconozco la veracidad del dato): Cada punto del holograma contiene la información completa del todo. Nunca logré entender cómo podía suceder esto, pero tiene lógica. Si uno mira un punto desde cualquier ángulo, deberá ver la perspectiva del resto de los puntos para que tenga el efecto 3D. Esta idea me persiguió siempre. A …

Como si fuera ayer

Muchas ganas de ir no tenía, la verdad. Su vecino lo había empujado hasta esa fiesta para que se despeje un poco. Habían pasado ya tres meses de la muerte de Irma y sus días transcurrían frente a la tele, sin distinguir ni siquiera lo que estaba mirando.
Fue un año largo, de visitas hospitalarias sin esperanzas hasta el anunciado final. Su amigo le insistió para que salga de su letargo y se divirtiera un rato y él terminó aceptando.
La fiesta era en un salón que había reservado la empresa donde Sergio trabajaba. Luego de dar varias vueltas, copa en mano, un muchacho de unos treinta años se le acerca sorprendido. Su cara le resultaba familiar. -¡No me digas nada! ¡Pará! Eeehhhh... -¿Te conozco? -¡Castellani! ¡Alfredo Castellani!!! -Sí, ¿de dónde te conozco?-preguntó sorpendido. -¡Castellani carajo! ¿¡Cómo estás!? ¡Tanto tiempo! Alfredo frunció el ceño esperando que su cabeza le disparara un nombre en la sien. Nada. -¡Castellani! ¿Te acordás de mi? Ya pasaron como veinte años. ¡Rojo! ¡Carl…