miércoles, 14 de diciembre de 2005

Llegaré a la perfección cuando pinte como un niño de 3 años

"A unos les gusta el alpinismo. A otros les entretiene el dominó. A mí me encanta la transmigración."

Así comienza uno de los cuentos de Girondo, en Espantapájaros. La gran mayoría de las personas tenemos una debilidad, algo que nos gana, algo que hace que la tentación nos venza permanentemente. Cuando camino por una vereda que tenga un tapialcito/escalón recorriéndola, no puedo evitar subirme como si fuera un nene y recorrerlo caminando. El Colorado Nachman bajaba las escaleras del Hotel Provincial por la baranda con la misma cara de felicidad que un chico de 6 años. A Naty, una fuerza superpoderosa la obliga a quedarse horas y horas fascinada dentro de una librería, mirando carpetas, ganchitos, fibras de colores y crayones. Y Palito creó el Ligasa.

Cuenta la leyenda que comenzó jugando en el patio de su casa a fines de la década del 80, armando partidos de fútbol con bolitas. Creó equipos cuyos nombres eran las calcomanías que tenía pegadas en el vidrio de su habitación. Le inventó nombres a los jugadores. Relataba los partidos cual Mauro Viale. A los pocos años llegó la computadora, y con ella los jueguitos de fútbol. Digitalizó su invento. Creó el "Ligasa" (no La Ligasa, sino El Ligasa, porque el Ligasa es además de un torneo, un sistema completo en sí mismo), armando tablas de clasificación de cada torneo, puntos, partidos. Creó su propia liga de fútbol con todas las características que necesita: transferencia de jugadores, televisación, relatos, descensos, ascensos, estadísticas, etc...

A medida que mejoraban los juegos de computadora, fue transportando todo el sistema y actualizándolo. Le inventó nombres a cada jugador de cada equipo. Miraba los partidos que jugaba la computadora sola, cuando no le tocaba jugar a su propio equipo (Cárpenters, con su arquero Marcelo Dos Santos). Llegó a publicar un semanario con resumen de cada partido, con fotos y estadísticas. Yo tuve el honor de jugar un campeonato del Ligasa por el año 93, mi equipo era Caravera de Avellaneda (obviamente se me entregó ese equipo porque soy de Independiente) y si mal no recuerdo salí 2do o 3ro en la temporada.

Actualmente lleva 15 años sin descanso jugando al Ligasa. Tiene varios bibloratos completos con estadísticas de cada jugador (muchos de los cuales han tenido incluso su partido homenaje de despedida). Es su hobby, nadie deja de pensar que Palito está loco. Nadie deja de pensar que el Colo Nachman está loco. Nadie deja de pensar que Girondo está loco. Nadie deja de pensar que yo estoy loco.

Este es un homenaje a aquellos que siguen jugando y sintiéndose chicos. Aquellos que agarran una ramita y saben que es una pistola. Aquellos que se les ilumina la sonrisa ante un hobby como si tuvieran 9 años.

No hay comentarios.: