miércoles, 1 de febrero de 2006

Juegos de niños

El cumpleaños se estaba volviendo un plomazo, en cualquier momento nos poníamos a jugar al "dígalo con mímica" y ya me veía el final meta guitarreada con Marce y Leo. Facu propuso jugar a un juego nuevo que compró, el "Delirium Vitae" y la idea no nos pareció del todo mala. Desde que lo compró, jamás pudimos jugarlo, dado que las exigencias de participantes eran demasiado elevadas. Requería un mínimo de 15 personas, agrupadas en cinco grupos de tres, y tal cantidad de gente era muy inusual verla en casa.

El juego de entrada nos pareció divertido, uno de esos típicos juegos de dados, preguntas y respuestas, donde cada cartón tiene una prenda ante cualquier respuesta errónea. A medida que el juego avanzaba, se cambiaban los colores de los cartones, subiendo la dificultad en las preguntas y por supuesto también en las prendas. El equipo que respondía mal tres veces quedaba descalificado.

Los grupos estaban bastante parejos, y no hubo inconvenientes en completar el color amarillo de cartones, sólo perdimos un turno cuando Leo dijo que la capital de Santa Fe era Rosario. En ese caso tuvimos que cacarear como gallinas por todo el living, según el cartón.

El cartón celeste se vino más complicado, con preguntas como "En los procesos de fusión solar, en qué se transforma el hidrógeno?". Ahí comenzaron a haber algunos pequeños problemas porque las prendas eran un poco más difíciles. A Patricio le tocó morderle el culo a Caro ante la mirada fastidiosa de Leo, su novio (el de Caro). En este turno el grupo de Marce, Charly y la Colo quedó Out. Charly se fue a comprar unas birras, la Colo dijo que se rajaba y Marce aprovechó y le ofreció llevarla. El resto de las prendas las tomamos con mucho humor -habíamos pautado que para no quedar como cagones, íbamos a realizar todas las prendas al pie de la letra-, incluso la que obligó a Richard romperle un huevo crudo a Sofi por la cabeza. Ya eran como las tres de la mañana y como el Chino y Marcos se tenían que levantar temprano se rajaron y se llevaron consigo a Lety (su novia).

Quedamos 3 grupos. Ya muertos de risa por los comentarios de reproche de Leo a Caro por dejarse morder la nalga, comenzamos a ligar los cartones marrones. Aquí se empezó a desbarajustar la cosa. Una prenda fue que Leo le amasijara las tetas a July, y como a Leo le gustan las pequeñas venganzas se las estrujó con muchas ganas (Caro, hirviendo). Confieso que en ese instante deberíamos haber cortado, pero quizás por orgullo e intriga por los dos colores de cartones que quedaban, continuamos.

El cartón verde fue el límite del sin vuelta atrás. Luego de quedar eliminados Richard, Facu y Sofy por no saber la formación de Quilmes campeón del '78, quedamos sólo dos grupos en juego. La prenda que le tocó a Naty fue "cortarle el dedo anular al jugador de la derecha", o sea July. Al principio dudamos, pero nuestro morbo nos dejó seguir. Naty fue a la cocina y trajo la tenaza, Mertiolate y gasas. Todo fue muy rápido y July le agradeció el gesto del Mertiolate.

La debacle vino con el último cartón: el rosa. La siguiente prenda me tocó a mí por no saber decir en Chino, "Mozo tráigame una tira de asado y mucho chimichurri". El resultado fue, embadurnar a Caro con dulce de leche y comérmela. Leo me dio una mano mutilándola mientras decía "tomá pelotuda, ahora dejate morder el orto". Ahí el juego estuvo parado un tiempo, hasta que todos coincidimos en que me permitieran comerla hasta la cintura y dejar el resto para el desayuno.

El resto del juego fue bastante monótono: Naty le tuvo que meter un tiro en la cabeza a Ismael, July meter los dedos en el enchufe (todos menos el anular, obvio) y Leo tirarse de cabeza por el balcón.

Al final quedamos dos y a Naty le toca como pregunta: "Si alguien que no te conoce, te regala flores, qué es?" a lo que ella gritó con alegría: "POLSHANA!!!". La prenda fue meter la cabeza en la licuadora. Cuando ya me disponía a traer el aparato de la cocina, cayó Charly con las cervezas, así que dejamos el juego y nos pusimos a chupar como locos. Una cagada.

No hay comentarios.: