sábado, 15 de marzo de 2008

Veliente

No es difícil ser valiente,
sentirse valiente cuando todo va saliendo bien.
Y aun tampoco es difícil
sentirse valiente mientras se está en la lucha.
Porque la lucha templa los aceros del espíritu.
Pero sentirse valiente en la derrota,
eso, ya no es tan fácil,
eso, es propio de los verdaderos valientes.
Que la derrota no te convierta en un derrotado,
todos deseamos ser mejores de lo que somos,
incluso habremos hecho algunos esfuerzos para serlo.
Por eso no debemos desalentarnos jamás,
porque el esfuerzo de hoy facilitará el ascenso de mañana.
Por eso es muy bueno no ser malo
y es muy malo no ser mejor.
No sabe cuánto bien hace, el que no hace el mal
pero tampoco sabe cuanto mal hace,
el que no hace el bien.
Defecto es
que te impidan volar a la altura de la perfección.

Alberto (vendedor 669 de “Hecho en Bs.As)

No hay comentarios.: